10 Síntomas a Tener en Cuenta

Tome nota de estos indicios de advertencia  y sepa cuando  necesita asistencia médica.

Ya se sabe que los síntomas obvios, como un dolor en el pecho y un dolor abdominal agudo, requieren atención médica inmediata. Sin embargo,  aquellos síntomas no tan obvios pueden hacerle dudar si en realidad la necesita . Le hemos hecho una lista de síntomas que merecen como mínimo una llamada a su médico. Mientras que algunos de ellos son más urgentes que otros, no deben pasarse por alto ninguno.

1. Pérdida de peso sin causa aparente

Perder peso sin intentarlo puede ser el objetivo de algunos, pero en realidad, puede ser un indicio de un problema de salud. Si ha perdido hasta el diez por ciento de su peso en los últimos seis meses- por ejemplo, si pesa 68 kilos y ha perdido 7 kilos – consulte a su médico.

Hay un número de afecciones o enfermedades que pueden ser las causantes de una pérdida de peso no provocada, tales como la tiroides hiperactiva  (hipertiroidismo)  depresión, afecciones del hígado, cáncer u otros trastornos no cancerosos o trastornos que interfieren con la absorción de nutrientes   (trastornos de malabsorción).

2. Fiebre alta o persistente

Tener fiebre no es una enfermedad en sí, pero a menudo es un indicio de una. La mayoría de las veces, la fiebre indica que el cuerpo está combatiendo  una infección vírica o bacteriológica. Sin embargo, se debe consultar a un médico si se tiene una fiebre persistente pero baja –  superior a 38.9C  - que dura tres o más días. Asimismo, si se tiene una fiebre alta – más de 40C – o si se siente muy enfermo , debe ver a su médico lo antes possible.

Si tiene algún problema del sistema inmunológico o toma fármacos que suprimen el sistema inmunológico, tener fiebre no siempre  es un indicio de advertencia fiable. Pregúntele a su médico de cabecera o a su oncólogo que síntomas mostrarían que se necesita una evaluación.

Una fiebre persistente puede ser un síntoma de una infección no obvia- puede oscilar entre algo tan simple como una  infección de vías urinarias  a la tuberculosis.  Otras veces, afecciones malignas como el  linfoma  causa fiebres persistentes y prolongadas, lo mismo que ciertos tipos de medicamentos.

3. La falta de aire

Sentirse sin aire – más que cuando se tiene una congestión nasal o se hace ejercicio – puede indicar que existe algún problema. Si no puede recobrar el aire o respira con dificultad, necesita atención médica urgentemente. Si se siente sin aire cuando se tumba, ya sea debido a algún esfuerzo físico o no, es también un síntoma que necesita asistencia médica sin demora.

Las causas de la falta de aire  pueden ser variadas: la  enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la bronquitis crónica, el asma, la neumonía, los coágulos de sangre en los pulmones (embolia pulmonar), así como otros problemas cardíacos y pulmonares. Dificultades respiratorias pueden ocurrir también cuando se tiene ataques de ansiedad, que son episodios de intensa ansiedad que causan  síntomas físicos.

4. Cambios inexplicables en los hábitos intestinales

La gente a menudo se pregunta lo que se considera  ‘normal’ en términos de los movimientos intestinales. Varía mucho, pero cualquier cosa entre tres veces al día a tres veces a la semana se considera normal. Es importante saber lo que es típico para cada uno. Llame a su médico si nota cambios inusuales o inexplicables, tales como:

  • sangre en las heces
  • diarrea que  dura una semana
  • Estreñimiento que dura más de tres semanas
  • Una necesidad inexplicable de evacuar
  • Heces negras o alquitrinadas

Cambios en los hábitos intestinales pueden indicar una infección bacteriana – tales como campylobacter o la salmonela – o una infección viral o una infestación parásita. Entre otras posibles causas están  la enfermedad inflamatoria intestinal y el cáncer de colon.

5. El delirio

El delirio es una confusion aguda  y repentina y cambios rápidos en el estado mental-  como por ejemplo del letargo a la agitación. Los amigos íntimos o familiares pueden ser los que se den cuenta de este síntoma. Se justifica una evaluación médica inmediata si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • confusión mental repentina
  • Desorientación – confusión  del  lugar o el momento en el que se encuentra
  • Cambios repentinos de comportamiento o carácter – tales como volverse agresivo
  • repentinos problemas de concentración o memoria

Una gran variedad de problemas pueden ser los causantes de cambios en el comportamiento o pensamiento: tales como una infección, anemia, hipoglucemia o trastornos psiquiátricos o medicamentos, especialmente los que ha comenzado a tomar recientemente.

6.  Dolor de cabeza repentino y agudo

Los dolores de cabeza son comunes y generalmente no son un motivo de preocupación. Sin embargo, un dolor de cabeza repentino e intenso puede indicar que existe un problema grave. Se debe solicitar asistencia médica inmediata si experimenta:

  • Dolor de cabeza agudo y repentino, como un ‘trueno’ (cefaleas en trueno)
  • Dolor de cabeza acompañado de fiebre, rigidez en el cuello, erupción cutánea, confusión o convulsiones
  • Cambio en el patrón de dolor de cabeza después de los 55 años.

El último punto puede indicar que tiene arteritis temporal –  una inflamación de las arterias en el cuero cabelludo, el cerebro y los ojos – un trastorno poco común pero que tiene tratamiento y  que por lo general siempre comienza cuando la persona llega a la mediana edad.  Otras posibles causas del dolor de cabeza agudo pueden ser un tumor cerebral o un aneurisma.

7.Debilidad repentina,  pérdida de la visión o del habla

Si tiene estos síntomas, cada minuto cuenta. Son indicios de advertencia de un derrame cerebral o un ataque isquémico transitorio (AIT), a veces llamado mini derrame cerebral. Necesitará asistencia médica urgentemente si tiene:

  • Una debilidad repentina o adormecimiento en un lado del cuerpo
  • Oscuridad repentina, visión borrosa o pérdida de la visión
  • Pérdida del habla o dificultad para entender a los demás
  • Mareos sin razón aparente  o inestabilidad, o una caída repentina
  • Dolor de cabeza agudo y repentino, como  “salido de la nada”

8. Fotopsias (destellos de luz)

La repentina sensación de ver luces intermitentes puede indicar un posible desprendimiento de retina.  Asistencia médica inmediata podría prevenir la pérdida permanente de la visión.

9. Sensación de saciedad después de comer muy poco

La saciedad temprana – debe consultar a su médico si la sensación de estar lleno (antes de lo normal o después de comer menos de lo normal) dura más de una semana. Puede ir acompañada de otros signos y síntomas tales como náuseas, vómitos, distensión abdominal, fiebre y si se  gana o pierde peso.  Si es así, informe  a su médico acerca de estos signos o síntomas también.

Las posibles causas de la saciedad temprana pueden ser la acidez y el síndrome del intestino irritable, así como otros problemas más graves-como la obstrucción del vaciamiento gástrico o el cáncer del esófago o problemas estomacales.

10. Articulaciones inflamadas, enrojecidas e hinchadas

El hinchazón o la inflamación de una de las articulaciones  puede ser un indicio de una infección en las articulaciones, lo que requiere asistencia médica urgente. Otras causas pueden ser la gota o algunos tipos de artritis.